Saltar al contenido

Oración a San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel 

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestra protección contra la maldad y las trampas del diablo. Que Dios lo reprenda, humildemente oramos; y Tú, oh Príncipe de la Hostia celestial, por el poder de Dios, arroja al infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos, que merodean por el mundo buscando la ruina de las almas. Amén.

Oración a San Miguel Arcángel

Rézale sobretodo cuando creas que has sido víctima de juegos malvados de otros como el mal de ojo, la brujería, la posesión o la salación. Debes tener siempre junto a ti una imagen de San Miguel pues te ayudará a invocarlo y recordarlo a diario, y ello para que te proteja de manera efectiva debes siempre utilizar su oración. Siempre debes tener presente que el Arcángel Miguel es poderoso y también justo, para ello debes aplicar la balanza a la medida.

Oración de protección a San Miguel Arcángel

Para todos los fieles creyentes de los preceptos concebidos por la fe cristiana, San Miguel Arcángel, surge como el encargado de mantener la justicia y la protección de todo lo que involucra el reino de Dios. Se trata de un arcángel lleno de poder, al que podemos rezarle y pedirle sus beneficios cuando necesitamos protección, sobretodo porque él es totalmente enemigo de Satanás desde el inicio de los tiempos. Es por esta razón que siempre se encuentra presto para atender las súplicas de quienes solicitan su protección con el fin de no caer en manos del diablo.

Te Puede Interesar
Oraciónes de Buenas Noches Antes de Dormir

Al momento de juzgar a los demonios, San Miguel Arcángel no tiene la mas mínima piedad, así como también se encarga de redimir a los que agonizan. El significado de su nombre va más allá de la simpleza del mortal, pues hace referencia a “Quién como Dios”, además de ser uno de los protagonista de las viejas escrituras, en donde se ubica justo al lado de Dios Padre.

Historia:

San Miguel Arcángel tiene un papel celestial especial en la batalla contra el diablo, protegiendo a la Iglesia, protegiendo a los cristianos contra el asalto del diablo. La oración a San Miguel se originó con el Papa León XIII en 1886. La leyenda dice que el Papa, después de la Santa Misa, recibió una visión en la que vio el gran daño que Satanás haría a la Iglesia y al mundo en el siglo XX. El Papa León XIII compuso esta oración en respuesta y la agregó a las oraciones de Leonnine para ser recitadas después de la Misa, que originalmente estaban destinadas a las intenciones de la defensa de la soberanía temporal de la Santa Sede. Aunque ya no es necesario que se diga después de la Misa baja, la oración todavía se anima:

“Que la oración nos fortalezca para la batalla espiritual de la que habla la Carta a los Efesios:

‘Sé fuerte en el Señor y en la fuerza de su poder’ (Efesios 6:10). El Libro de Apocalipsis se refiere a esta misma batalla, recordando Ante nuestros ojos, la imagen de San Miguel Arcángel (cf. Apocalipsis 12: 7). El Papa León XIII ciertamente tenía esta imagen en mente cuando, a fines del siglo pasado, trajo, en toda la Iglesia, una oración especial para San Miguel: “San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestra protección contra la maldad y las trampas del diablo …” Aunque esta oración ya no se recita al final de la misa, les pido a todos que no la olviden y recitarlo para obtener ayuda en la batalla contra las fuerzas de la oscuridad y contra el espíritu de este mundo “.- Papa San Juan Pablo II

Te Puede Interesar
oraciones matutinas para usar diariamente

El que siempre has sido el soldado más sobresaliente y de primero en la línea del ejército de Dios encargado de aplicar la justicia en contra los que siempre hacen maldad. Si deseas invocar a este arcángel, podrías usar cualquiera de las siguientes oraciones. Si lo que buscas es una gran protección para no verte afectado por todos esos enemigos, o cuando quizás crees que las cosas no pueden ir mejor. Recurre al príncipe de la luz, pues así es como llaman a San Miguel, y este puede ser tu aliado perfecto.