Saltar al contenido

Oración a La Santisima Virgen María de Guadalupe

Oración a La Santisima Virgen María de Guadalupe

Soberana Virgen María, Madre de Dios y Señora nuestra,
que no satisfecha vuestra ardiente caridad con haber
realizado los más inefables prodigios a favor de los
americanos, dispensando desde el cielo beneficios con
que santificar esta nación, adoptándola por vuestro
pueblo, y dejándonos en ella, como testimonio irrefragable
de vuestras misericordias.

Una piadosa copia de vuestra hermosura en esa
sagrada imagen de Guadalupe queréis, con todo,
cada día manifestarnos más vuestra ternura
amparando a los miserables que os invocan, socorriendo
sus necesidades, protegiéndolos en sus peligros y
siendo todo su consuelo en las angustias: confiados,
Señora, en que jamás se ha apartado de Vos sin el
remedio quien os busca de corazón, y en que nunca
faltáis a vuestras promesas.

nos atrevemos a parecer en vuestra presencia,
a pedir que nos alcances el perdón de las
muchas culpas con que hemos ofendido
a vuestro Santísimo Hijo, y de las innumerables
ingratitudes que hemos usado con Vos, su Purísima
Madre
para que cesando estas causas de las
calamidades que padecemos, cesen también los rigores
con que la Divina Justicia nos castiga.

interesaos, Señora, por vuestros hijos, que, aunque
indignos de tal nombre, lo somos por vuestra elección,
para que nos veamos ya libres de los continuos temblores con
que la tierra nos está manifestando que su Creador
la mira airado; haced que también cesen las enfermedades,
y que los tiempos, tomando su curso regular,
faciliten la abundancia de los frutos de la tierra.

Te Puede Interesar
Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

Alcanzadnos la gracia, que con ella sin duda nos
vendrán todos los bienes, lograremos Vuestras
saludables influencias en esta vida, y
mereceremos ver el original de Vuestra Sagrada
imagen, mirando cara a cara en la Gloria
a vuestro Divino Padre Esposo e Hijo.
Amen.